Inicio » Actualidad » “Un musical debe ser creíble para el espectador”

“Un musical debe ser creíble para el espectador”

Erick Canino, La Laguna

El cantante Fasur Rodríguez llega este fin de semana al Teatro Leal de La Laguna junto a un importante elenco de artistas para representar el musical Broadway Club, que sumirá al espectador en un club nocturno de los años 40 y 50 ambientado en la ciudad de Nueva York. La cita se llevará a cabo en la Sala de Cámara del recinto lagunero este próximo domingo a partir de las 18:00 horas. Para Rodríguez, asomarse a las tablas de un teatro es como pintar un cuadro en directo.

– ¿Qué tiene de especial el teatro sobre otro arte como pudiera ser el cine o la poesía?

– Mi experiencia en lo relativo al teatro acaba de empezar con 2 colaboraciones en pequeños musicales y no he tenido contacto con el mundo del cine y la poesía. Si tuviera que destacar algo como especial dentro del teatro sería su condición de que está vivo. El día de la función solo hay una sola toma, la que sucede en el escenario, solo hay una oportunidad. Se siente uno como quien pinta un cuadro en directo.

– ¿Qué se encontrará el público que vaya a verles el día 16 de septiembre al Teatro Leal en La Laguna?

– Se sentirá inmerso en un club nocturno ambientado en los años 40, 50 que cuenta con su propia banda de jazz incluso con una pequeña sección de vientos que toca en directo durante todo el espectáculo en diferentes momentos. También conoceremos a Sugar la gran protagonista dueña y señora del local con su personalidad inicialmente dominante y sensual. Ella se ocupa de tener contentos a toda persona que pasa por el Broadway Club. De repente ella conoce a Philip que es un hombre que pasaba por allí y gracias a ese encuentro inesperado descubrimos que Sugar también tiene un lado sensible y romántico.

– ¿Quiénes serán sus compañeros de escenario para esa noche?

– Contamos con la cantante Alba Serrano, que interpreta el papel de Sugar, y yo mismo, Fasur Rodríguez, también cantante, que interpreto el papel de Philip. En la banda tendremos en directo al contrabajo a Carlos Meneses, a la batería Suso Vega, al clarinete a Cosimo Montante, al saxo barítono a Ángel Bordón, a la trompeta César Martel y en el cuerpo de baile a los cuatros bailarines LP Vintage Dancers Nayra Monte, Mireia Plaza, Atamán Herrera y Gonzalo Escudero. En la dirección artística contamos con el grandísimo trabajo de la actriz Nati Vera, en el puesto de ayudante de dirección Marta Fernández y en la dirección musical, además de en las teclas de la banda, a José Alberto Medina, también director de Fábrica la Isleta, productora de este espectáculo.

– ¿Cuál ha sido hasta el momento el recorrido de esta obra Broadway Club?

– El debut del Broadway Club fue en el espacio cultural CICCA de las Palmas de Gran Canaria dentro de la programación de la segunda edición del Festival Multidisiciplinar Fábrica Fest 2016. Al año siguiente se representó dentro del espacio Fábrica la Isleta dentro de la programación del festival Big Bang Vintage Festival. En esta ocasión se representará en el teatro Leal de la Laguna también dentro de la IV Edición del Fábrica Fest 2018 – Islas Canarias.

– ¿Se puede vivir en Canarias del Teatro?

– Conozco a unos pocos compañeros que han conseguido vivir del teatro y me imagino que no debe ser nada fácil. En mi caso tengo la suerte de vivir de la música, algo que no ha sido fácil para mí. Supongo que compartimos las dificultades con el mundo del teatro en el sentido de que el circuito en Canarias es muy reducido y es muy difícil para los isleños llevar una producción por todo el terreno nacional.

– ¿Cuáles deben ser las características imprescindibles de un buen musical?

– En mi caso en particular, cuando pienso en los grandes musicales, supongo que lo primero que me atrae es la historia, que el espectáculo narre un suceso que sea interesante y entretenido, como es el caso del Broadway Club. Por supuesto también que las obras musicales sean de calidad y se representen dignamente. Por último y no menos importante la capacidad interpretativa, en definitiva, que el espectáculo sea creíble para el espectador. En este último punto, supongo que es el más delicado porque entiendo que no es fácil encontrar a un artista que defienda el aspecto puramente musical, es decir, que cante bien por ejemplo, y que luego también maneje en el aspecto interpretativo, es decir, que sepa meterse de lleno en el personaje.

– ¿Cómo describiría usted la magia de subirse a un escenario?

– Por un lado lo veo como un ejercicio de exposición al resto y de mostrarse al público, algo que no resulta fácil para la mayoría de nosotros. Por otro lado entiendo que cuando uno se sube a interpretar un papel ese personaje puede ser muy útil para vencer nuestro miedo escénico. Es decir que si pensamos que el que se sube no es uno, el ciudadano de a pie, sino Napoleón, por ejemplo, con suerte y trabajo podríamos llegar a dar la impresión de que realmente vamos a conquistar el mundo, como si desarrolláramos un yo potencial. Lo curioso es que lo único que cambia es el estado mental.

Redacción DC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies