Inicio » Actualidad » Presentación con lleno

Presentación con lleno

Beselch Rodríguez / La Laguna

El sábado pasado, rebasando ya las agujas del reloj unos pocos minutos sobre las 19:30 horas, nos subimos al escenario del Centro Cultural Luis Martín Arvelo de El Pinar, en la isla de El Hierro, Claudia Álamo (voz), Fede Beuster (batería), Carlos Perdomo (bajo eléctrico), Francis Hernández (teclados) y yo a los Timples acústico y eléctrico para presentar Mujeres: de la Voz al Mundo. Este nuevo proyecto, que llevamos algún tiempo maquinando Claudia y yo bajo el apoyo de Estudios Multitrack, ha nacido de la inquietud de ambos por poner en común nuestras respectivas visiones sobre la música en general, influenciadas por nuestras respectivas trayectorias personales por los escenarios de las Islas, bajo una temática de plena actualidad, cargada de valores y compromiso social: destacar el papel de la mujer en la música global.

En cierto modo creo que los nervios que surgen en los momentos previos a los estrenos eran menores que otras veces, no porque la ocasión no lo requiriera, sino porque la confianza hacia los miembros de la banda era plena y porque los músicos que habíamos estado varias semanas de ensayos para matizar cada acorde de cada canción intuíamos que el público iba a experimentar junto a nosotros las mismas emociones que nosotros mismos sentimos al tocarlas: desde los compases más fuertes de Son of a Preacher Man (Dusty Springfield), hasta las notas más sutiles de Sunrise (Norah Jones).

Y efectivamente así fue. Desde los primeros versos de Todo Cambia (maravilloso tema popularizado por Mercedes Sosa, la Negra Sosa), el público comienza a verse reflejado en cada verso de la canción porque la letra es un testimonio del devenir del tiempo y de los cambios que el mismo produce inexorablemente sobre todas las vidas.

La contundencia continúa con las autoras norteamericanas, dueñas indiscutibles de los ritmos más bluseros y funkeros, como temas como el que Dusty Springfield grabara sobre el año 1968, Son of a Preacher Man, o Fallin’, tema que me permitió conocer a una de las autoras que hoy es una de mis favoritas, Alicia Keys. Al finalizar cada tema se percibe que la intensidad de los aplausos aumenta, y eso tiene que significar algo. Cada tema parece que suma y que va colmando un vaso que, comenzando vacío, se va llenando de emociones, positivismo y mensajes.

Los minutos se suceden con nuevas canciones, algunas instrumentales y otras en la voz de Claudia hasta llegar a la canción española con un tema cuyo nombre y autora no desvelaré, pero que desde luego no deja indiferente a nadie por el significado que tiene la mujer que lo canta. Por supuesto, no falta tampoco un homenaje a la mujer canaria en forma de canción de una de las grandes que han dado estas Islas nuestras, Olga Cerpa.

Tras este último tema, el público se pone en pie, pidiendo otra. Llega el momento del bis, en el que sonaron las notas del Baile del Vivo, un guiño a todos los herreños y herreñas que se acercaron a acompañarnos.

Al acabar el concierto, ya algo más relajados, recapacitamos en que quizás una de las mejores cosas de todo el concierto ha sido el público, como suele ser habitual en la Isla del Meridiano; el numeroso público de El Hierro que se acercó a compartir con nosotros este estreno se mostró, como siempre, receptivo, cercano, entregado y dispuesto a dejarse llevar, dejarse emocionar y disfrutar con un proyecto que, habiéndolo visto nacer, ya es tan suyo como nuestro.

Logotipo_Difunde_01

difundeculturaAdmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies