Inicio » Actualidad » “Ovejas Negras es una propuesta literaria y performativa”

“Ovejas Negras es una propuesta literaria y performativa”

Erick Canino, La Laguna

El ciclo Miércoles en el Leal regresa este 25 de julio con la actuación de Ovejas Negras, espectátulo que protagoniza el festival Keroxen y que lleva al espacio de Aguere a un cuarteto de escritores formado por Alejandra Galo, Nuria Delgada, Roy Galán y Nira Llarena. La cita comenzará a las 21:00 horas y el precio de la entrada será de 5 euros.

– Ovejas negras son Roy Galán, Nira Llarena, Nuria Delgada y Alejandra Galo. Pero, ¿quiénes son cada uno individualmente?

Alejandra Galo: soy feminista, activista, bruja y agitadora cultural, también comunicadora audiovisual y guionista. Realizo proyectos sobre los feminismos, el género, la identidad y la sexualidad femenina. He escrito en diversas publicaciones especializadas y he expuesto en distintos espacios culturales de las islas.

– Roy Galán: Soy escritor con un fuerte compromiso social y aliado feminista. Mi trabajo se desarrolla fundamentalmente en redes sociales. Tengo publicados dos libros con Alfaguara Juvenil: Irrepetible y La Ternura.

– Nuria Delgada: fulana, bazofia, esperpento y comedora de coños.

– Nira Llarena: el terror de las nenas. Artista plurifuncional originaria de los suburbios de Betancuria.

– ¿Cómo surge esta asociación artística?
– El proyecto nace gracias a una propuesta que nos hizo el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife en el año 2015 para organizar un evento sobre mujeres y literatura. A partir de ahí surge el concepto de mujer como Oveja Negra que había sido excluida tanto de la literatura como del restos de esferas de la vida pública. Tras abrir una convocatoria, reunimos a una serie de artistas y escritores con el objetivo de reapropiarnos de la expresión “Oveja Negra” que, igual que palabras como “queer” o “bruja” cuando se encuentran en manos del oprimido y no del opresor es posible alejarlas de los lugares tradicionales para dotarlas de un nuevo significado. Tras el éxito de esta primera propuesta nos concretamos en un grupo de cuatro escritores; hoy somos las ovejas negras.

– Definan cabaret literario. ¿Qué podremos encontrarnos en su espectáculo?
– El cabaret siempre ha estado asociado a espectáculos nocturnos de música y baile relacionados con la libertad, lo clandestino, lo seductor, lo prohibido… un cabaret literario tiene como hilo conductor la palabra. Si en el concepto tradicional de cabaret solían actuar mujeres para el disfrute de los hombres en este cabaret literario actuamos mujeres mayoritariamente, pero no precisamente para enardecer el cuerpo masculino, sino más bien para cuestionar sus privilegios. Lo que van a encontrarse en Ovejas Negras es una propuesta literaria y performativa acompañada de una atmósfera envolvente propiciada por los visuales.

– ¿Con qué objetivo/s se monta este espectáculo, además de contribuir a crear conciencia?
El espectáculo no pretende dar respuestas sino que las personas que nos escuchan y observan se hagan preguntas relacionadas con sus propios machismos. Es una especie de catarsis colectiva en la que poder cuestionarte qué sigue estando indudablemente mal y qué podemos hacer por cambiarlo.

– ¿A qué público se dirige el show? ¿A los afines a la causa, a los escépticos o los abiertamente reaccionarios? ¿Cuál es la estrategia para que el mensaje llegue a las capas más resistentes?
No está pensando para un tipo de público específico. Una persona afín a los pensamientos de los textos puede sentirse más cómoda con lo que escucha que una que no lo esté. La incomodidad es también parte de la subversión y es necesaria para que se produzca un cambio en la conciencia. No se trata de incomodar por incomodar, se trata de incomodar de manera generosa y con afecto. Se trata de que el público no salga huyendo sino de que se quede porque quieran saber más. La estrategia son las diferentes voces. Cada oveja negra es de su madre negra y eso hace que el discurso adopte distintas formas. Siempre habrá alguna que conecte más contigo. Y por ahí se entra, con la empatía.

– ¿Cómo valoran el movimiento del último 8 de marzo?
El movimiento del último 8 de marzo ha sido un hito y como tal ha marcado un antes y después. Hemos demostrado que no hay marcha atrás en la lucha feminista, gracias en gran parte, a los muchos colectivos nuevos que se han sumado al siempre presente movimiento LGTBIQ. Pero queda mucho trabajo por hacer y no se conseguirá sin el trabajo incesante de las mujeres acompañadas por el empuje de toda la sociedad. La falta de recursos contra la violencia machista, la cultura de la violación, la brecha salarial, los techos de cristal, los cuidados, la dictadura impuesta sobre el cuerpo de las mujeres, la sexualidad… siguen siendo problemas que se deben afrontar no sólo desde los movimientos feministas sino desde cualquier agenda política. Tenemos que seguir luchando, pero hay esperanza tal y cómo se demostró en el pasado 8M. Estamos orgullosas.

– ¿Perciben que algo está cambiando en la sociedad? ¿Es posible que se esté consiguiendo desestigmatizar el feminismo al tiempo que se están radicalizando sus detractores?
– Por cada avance de los movimientos feministas hay un intento de contraataque machista por parte de la sociedad e incluso desde las propias instituciones, a lo que los medios de comunicación contribuyen beligerantemente. Eso no es nada nuevo. El patriarcado es una especie de monstruo devorador que se adapta y muta para lavarse la cara y seguir perpetuando sus privilegios que se sostienen en la opresión de las mujeres y las minorías. Sin embargo, debería de ir asumiendo su propia muerte. Morirá de inanición porque las nuevas generaciones comienzan a educarse en una sociedad más igualitaria, más consciente y por supuesto más feminista. Es un hecho.

– ¿Qué papel cumplen las redes sociales en la difusión de ideas frente a los medios de comunicación tradicionales?
– La de no tener filtros o decisiones externas a la hora de hacer público algún escrito. Te convierte en una persona autónoma.

– También son un caldo de cultivo de haters y detractores. ¿Qué valoración hacen de esto?
– El papel de los haters y detractores es vital para una mayor visualización. Funcionan como un polvorín en las redes sociales. Su presencia es la prueba fehaciente de que tu producto es transgresor.

– ¿Cómo ven el futuro? ¿En qué otros proyectos trabajan que no debamos perder de vista?
– El futuro será feminista o no será. Todos estamos trabajando en nuevos proyectos que por supuesto tienen que ver con los feminismos pero como preferimos sugerir antes que enseñar… nos los reservamos para la próxima entrevista.

Redacción DC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies