Inicio » Actualidad » Keroxen: merienda cena en el Tanque

Keroxen: merienda cena en el Tanque

Ricardo Lorenzo Pintor / SC de Tenerife

Tras no llegar a ver a Holograma, comienza mi jornada con las gallegas Bala. Anxela Baltar y Violeta Mosquera, armadas con una guitarra y una batería, desplegaron un ejército de música stoner comandada por el Señor del Metal. Uno no puede dejar de abrir la boca estupefacto cuando dos personas llenan tanto y tan bien un escenario. La distorsión estaba en todas partes, una distorsión tan contundente como placentera, y que era en las voces donde mayor embrujo ofrecía. Banda a seguir con atención. Las mujeres no saben rockear. Pobre querubín sin testosterona el que dijo tamaña tontería.

Después de Bala, les tocó el turno a Ocellot. Con una puesta en escena llena de cortinas en los instrumentos y capas a los hombros, uno empieza el concierto a la defensiva. A reseñar el tratamiento de la guitarra con los efectos, sonaba más cerca de un sintetizador que del instrumento de seis cuerdas al que todos asociamos un sonido. De estilo cercano a los Talking Heads, o esas sonoridades pop deudoras de aquella banda tan en boga en estos tiempos, no conseguí disfrutar del concierto. Tanto que me salí.

Aproveché para dar una vuelta por el Tanque y ver las propuestas artísticas que también forman parte de este festival. Un lugar donde ejercer el tan necesario trueque en este tiempo de bandoleros financieros compartió mi interés con otras dos instalaciones cuyo denominador común era el concepto de caja. En ambas podías reciclar tu alma: en una a través de la luz y la espuma, en otra a través de los imaginarios golpes que te asesta el boxeador que habita en su interior. Interesante esto de ver arte acompañado de tu cerveza.

Tras vagabundear por el arte contemporáneo presente, turno para Schwarz, trío murciano compuesto por Alfonso Alfonso, Juanma Martínez y Fran del Valle. ¿Saben cuándo un grupo te atrapa desde el minuto uno? Pues eso. Nos montaron en su nave espacial y nos llevaron a dar un viaje por el espacio sicodélicokráuticosideral que tiene a su música como Big-bang. Con una formación de guitarra, bajo y batería y percusionista, que otorga una personalidad diferente a este cuarteto, los sintetizadores que manipulaban los responsables de las cuerdas, también tienen mucho que decir. Música perfecta para dar un paseo por la pantalla del Tanque. Omnipresente pantalla. Eso es así. Estupendo concierto de un grupo que espero volver a ver como agua de mayo.

Para terminar Eric Copeland. Este yankee afincado en Palma de Mallorca, con una carrera muy prolífica en el mundo de la electrónica raruna, llegaba al Tanque a presentar su último trabajo, Black Bubblegum, editado en el prestigioso sello de James Murphy, DFA records, lo cual como carta de presentación es lo que en el Monopoly la tarjeta de <<Queda libre de la cárcel>>. Parapetado tras la mesa de controles y con el micro como extensión de su cuerpo, nos ofreció una lección magistral de lo que es pasarse por lugares sagrados los postulados del ritmo para elevar el espíritu de los presentes. Sin que te dieras cuenta lo que antes era un baile sincopado deudor del foxtrot, ahora es un déjate llevar heredero del hardcore. Por supuesto, esto no es más que la conclusión de una persona que nació incapacitada para el baile, tanto para su práctica como para su comprensión. Dejémoslo en que las letanías vocales de Eric Copeland se dejaban mecer, sacudir y elevar por los ritmos de apariencia deslavazada pero tan contundentemente entrelazados como múltiples amantes presas del deseo.

Otra interesante tarde noche en el Tanque. Para terminar, me gustaría elevar una reflexión, ¿tanto ruido se escucha fuera como para tener que someter a los grupos a la tiranía del limitador de sonido?

difundeculturaAdmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies